En el día de hoy, finalizó la presencia argentina en la natación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde nuestros representantes Virginia Bardach, Julia Sebastián, Delfina Pignatiello y Santiago Grassi, dieron todo para dejar al país en lo más alto.

La primera en saltar a la piscina del Centro Acuático de Tokio fue Virginia Bardach, quien terminó 17° en la general de las eliminatorias de 400 combinado tras completar la serie 1 en 5:01.98.

Luego, fue el turno de Julia Sebastián, quien tuvo su debut al presentarse en la serie 3 de las eliminatorias de 100 pecho, donde culminó con un tiempo de 1:09.35, que la ubicó 31° en la general. La santafesina también disputó los 200 pecho, donde realizó una marca de 2:29.55 y quedó 29°.

Delfina Pignatiello también compitió en las eliminatorias de dos pruebas. En los 1500 libre, con una marca de 16:33.69 en la serie 5, fue 29° en la general. Mientras que, en los 800 libre, nadó la serie 3, donde obtuvo un tiempo de 8:44.85, tiempo que la ubicó 27º.

El último argentino en presentarse fue Santiago Grassi, que fue 1° en la serie 3 de las eliminatorias de 100 mariposa con un tiempo de 52.07, que lo ubicó 24°, cerca de meterse en las semifinales. El santafesino cerró la presentación argentina en las eliminatorias de 50 libre. Realizó una marca de 22.67, que lo dejó en el 38° lugar.

Gracias a nuestros deportistas, a Gustavo Roldán, Jefe Técnico de la Selección Argentina de Natación, y a Germán Calvelo, Jefe de Equipo en esta oportunidad, por el esfuerzo y por representarnos de la mejor manera en esos Juegos Olímpicos. ¡Vamos por Paris 2024!