Arrancó el Mundial para las chicas de nado sincronizado. En el primer día, han obtenido resultados satisfactorios que fueron reconocidos por la coach.

Luego de tachar los días en el calendario, llegó la fecha para muchos, arrancó el Mundial en Budapest. Les tocó romper el hielo a las chicas de nado sincronizado que se encuentran ultimando detalles en tierras húngaras desde el domingo pasado.

«Una experiencia increíble estar en mi primer mundial, fue el debut, con un poco de nervios pero ya pasó», expresó Camila Arregui luego de competir en solo técnico y finalizar 19º sobre treinta participantes con un puntaje de 73.7771. La primera en esta especialidad fue la rusa Svetlana Kolesnichenko seguida de la española Ona Carbonell y la representante de Japón Yukiko Inui.

En segundo turno tuvo lugar la prueba dueto técnico, que contó con la presencia de Trinidad López y Camila Arregui. Las argentinas obtuvieron 73.8927 y quedaron 30º sobre un total de cuanta parejas. El dúo ruso se adueñó de esta modalidad, escoltado por el chino y el ucraniano. Vale destacar hubo un pelotón muy parejo entre el puesto 23 y el 33, donde casi no se sacaron diferencias.

Mónica López, entrenadora del equipo argentino, se mostró muy contenta por los resultados y destacó la actuación de sus deportistas. «Tienen muchas ganas y una buena imagen. Se bancaron todo», aseguró. 

El día martes 17 volverán al complejo acuático del Parque Városliget para competir en dúo libre.

PRENSA C.A.D.D.A

Mail: prensa@cadda.org.ar

Twitter: @cadda1969

Instagram: cadda1969